Toluca, Edo. Mex. Miércoles 23 de Abril 2014

15 °C

Contacto

Nombre
E-mail
Asunto
Mensaje

Opinión

Nombre
E-mail
Asunto
Mensaje

Denuncia

Asunto
Denuncia


Ley Profesional Docente


Por: Galindo Aldama

Publicado el: 16 Agosto 2013

Lugar:

En el inicio del ciclo escolar 2013 – 2014 hay buenas noticias para el sistema educativa nacional y por consecuencia para el estatal en el mediano y largo plazos, de ser aprobadas las tres iniciativas que firmó el Presidente de la República Enrique Peña Nieto, para reglamentar la Ley Profesional Docente, la Ley General de Educación y la Ley Orgánica del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación mismas que ya  fueron turnadas a la Cámara de Diputados.

La Ley Profesional Docente señala que los maestros de nuevo ingreso ( a partir de este ciclo escolar) que al final del periodo de inducción de dos años no acredite las evaluaciones anuales obligatorias, para las cuales se les brindarán “los apoyos pertinentes”, perderán su lugar.

Es pertinente recordar que la Secretaría de Educación Pública (SEP) contrató a “maestros” para educación básica en toda la República, que en la evaluación de ingreso al servicio docente resultaron con puntajes bajos y otros muy bajos.

En este punto, se debe Incluir  a algunos profesores recién egresados de las Escuelas Normales de nuestra Entidad, que en el examen nacional que se aplica a todos los egresados de estas Instituciones Educativas formadoras de docentes, previo a su contratación, también resultaron sin las competencias básicas en los rubros de lectura y matemáticas, motivo por el cual la Secretaría de Educación Estatal, no los contrató para incorporarse al servicio educativo en este ciclo escolar que estamos iniciando.

Sin duda una excelente decisión que pone un antecedente, para solo contratar maestros de educación básica que cumplan con determinado perfil de calidad en su formación; sin embargo, este problema, suscitado por vez primera en la historia de las Escuelas Normales, pone en entredicho la calidad de los directivos, de los investigadores, los docentes formadores de docentes, los medios y métodos que se emplean en estas escuelas, donde por el número de estudiantes y su relación con el número de docentes adscritos a ellas, son suficientes y en algunos casos hasta sobran maestros para realizar una educación personalizada o en pequeños grupos no mayores a cinco estudiantes. Sin duda algo está fallando en la formación de maestros en la Entidad. Otro reto más para la Secretaría de Educación. 

¿Y qué han dicho los padres de familia de los estudiantes normalistas no contratados por la baja calidad de su formación en las escuelas normales?

Regresando al análisis de la Ley Profesional Docente que hace alusión a los profesores de nuevo ingreso, se indica que “Al término de la inducción (los dos primeros años de servicio) el docente será evaluado para determinar si en la práctica favorece el aprendizaje de los alumnos y, en general, si cumple con las exigencias propias de quien se inicia en la función docente. De obtener un resultado favorable el docente podrá continuar en el ejercicio profesional. En caso contrario se darán por terminados los efectos de su nombramiento”.

Este apartado, de ser aprobado por los integrantes de la Cámara de Diputados, dará movilidad y credibilidad al sistema educativo nacional y solo continuarán aquellos trabajadores educativos que vayan demostrando día con día la adquisición de las competencias que se requieren para realizar un trabajo docente dentro de los estándares de calidad.

La propuesta de la Ley también señala que los maestros que obtengan buenos resultados en las evaluaciones  serán promovidos, por lo tanto habrá una mejora salarial y con el paso del tiempo podrán acceder a cargos de dirección y supervisión.

En el Estado de México, es urgente implementar una medida de evaluación similar para los docentes de nuevo ingreso a las escuelas de educación media superior, así se irá garantizando paulatinamente que quienes vayan adquiriendo su base, tengan un mínimo de competencias docentes adquiridas en la práctica cotidiana, complementadas con una formación continua en los aspectos teórico - metodológico específicos para el ejercicio de la docencia.

Otro aspecto que aborda la iniciativa del Presidente Peña Nieto es lo que refiere a retomar la rectoría sobre las plazas, que hasta ahora, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se ostenta como “dueño”. Al respecto el documento menciona la correspondencia de las autoridades  educativas para administrar la asignación de las plazas “…con estricto apego al orden de prelación de los sustentantes que resultaron idóneos en los concursos”.

En nuestra Entidad, también el Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM), se ostenta como el “dueño de las plazas docentes”, de aprobarse esta Ley ¿el Gobernador y el Secretario de Educación se atreverán a quitarle la rectoría de las plazas al Sindicato?